Usted está aquí

Currículum de fracasos o la ventaja de equivocarse

11/05/2016

“El único hombre que no se equivoca es el que nunca hace nada” (Goethe)

El miércoles 18 de mayo es el Día Internacional de los Museos. Desde hace tres años que estamos en funcionamiento, lo celebramos con entusiasmo al sentirnos parte de esa familia de lugares mágicos donde tanto se aprende. No en vano, en su origen, un museo era un templo de musas, un lugar sagrado que ellas frecuentaban, y no hay que olvidar que las musas eran las diosas de la memoria.

En fin, cuando cumplimos años o celebramos una efeméride importante por defecto, en nuestro ADN, está el de hacer autocrítica y reflexionar. Estos días hemos leído una noticia en la que explicaba que, de una forma muy extravagante, un profesor de Princeton publicaba su currículum de fracasos. Esto es, todas las veces en las que en su vida profesional se había equivocado ostensiblemente. Pues bien, queremos copiar la idea para contaros cuántas equivocaciones hemos tenido en este tiempo desde que abrimos las puertas.

Cuando abrimos, pusimos una promoción para familias en las que sólo abonaba la entrada un/a hijo/a. No caímos en la cuenta de que no pedíamos el libro de familia, así que llegaban supuestas familias de 7 y 8 niños (que ni siquiera se parecían entre sí) y no pudimos rebatirlo. Asimismo, cuando abrió el Planetario, que sólo tiene un aforo de 25 personas, no especificamos un número máximo de entradas por persona; y en una kilométrica cola llegó el primero y compró de repente todas las localidades… dejando asombrados (y enfadados) al resto. Hemos traído exposiciones sin haber pedido el corte de la calle al tráfico y el trailer se ha visto bloqueado sin poder llegar al Museo. Hemos dado reservas a dos grupos para la misma actividad a la misma hora (varias veces). Pusimos una lona exterior gigantesca en nuestra fachada (y muy cara)  sin tener en cuenta los sistemas antipájaros y a las 48 horas estaba cubierta de excrementos. Y hubo una vez en la que se nos coló una actividad supuestamente científica pero que bebía de la pseudociencia y tuvimos que cancelarla a última hora.

Hemos ido aprendiendo sobre la marcha, y la inicial falta de previsión ha ido desapareciendo y dando paso a una mayor profesionalidad. Los errores han hecho que hayamos creciendo y ahora lucimos orgullosos este currículum de fracasos pese al que hemos logrado mantenernos vivos y hemos recibido más de 250.000 visitas en estos últimos tres años.

En el Día Internacional de los Museos queremos recordaros que éstos están hechos por personas y que las personas, muchas veces, erramos. Y tenemos la suerte de hacerlo porque si no fuera así no nos reiríamos ahora al mirar atrás y, lo más importante, careceríamos de la humildad que te hace crecer cada día.

¡Gracias por entenderlo! ¡Y equivocaos mucho en vuestro camino!

 

Añadir nuevo comentario

2 + 6 =
Resuelva este simple problema matemático y escriba la solución; por ejemplo: Para 1+3, escriba 4.