Usted está aquí

No planeta B

28/03/2022

“La emergencia climática”: Esta frase tan de moda se oye por todas partes en las redes sociales, en la televisión o incluso pronunciada por los políticos...¿Qué significa realmente?

Hoy en día, el calentamiento global ya no necesita ser demostrado. Los datos científicos son irrefutables y nos alarman sobre el estado real de la situación: la emergencia climática está aquí, ante nuestros ojos. Y ninguno de nosotros puede o debe ignorarlo. Todo el mundo debería estar preocupado, incluso los más reacios, los llamados escépticos del clima. ¿Cuántas catástrofes naturales y pandemias harán falta para convencer a esta gente?

Recientemente, se ha publicado un nuevo informe científico del grupo de trabajo del IPCC que ofrece datos inquietantes sobre los impactos y la adaptación a la crisis climática. El IPCC es un grupo intergubernamental de científicos que trabajan sobre el cambio climático, compuesto por cientos de científicos de todo el mundo, creado en 1988 por la ONU. Sus objetivos son evaluar de forma clara, objetiva e imparcial y aportar conocimientos científicos, técnicos y socioeconómicos sobre el cambio climático, sus causas, consecuencias y posibles soluciones. La evaluación del IPCC es inequívoca: la situación climática es mucho más alarmante y preocupante que la descrita en su anterior informe de 2014. De hecho, sabemos que la temperatura global ya ha aumentado de 1,09 grados Celsius desde los niveles preindustriales y la probabilidad de que alcancemos un aumento de 1,5 grados Celsius es superior al 50 por ciento. Otro dato muy alarmante: el Polo Norte se está calentando el doble de rápido que el resto del planeta debido al deshielo.

Los efectos del calentamiento global son ya generalizados, a menudo irreversibles y se aceleran cada día, independientemente del ritmo de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero. Ya están afectando a las sociedades y a la vida de miles de millones de personas. Entre 3.300 y 3.600 mil millones de personas son vulnerables a los impactos del calentamiento global, especialmente las poblaciones de bajos ingresos o marginadas. Algunos países del Sur se ven muy afectados, a pesar de ser los que menos contribuyen a las emisiones de gases de efecto invernadero. Estos efectos multiplican las amenazas a la seguridad alimentaria provocando cada vez más hambrunas, dificultades de abastecimiento de agua, salud, economías nacionales, ecosistemas terrestres y oceánicos y conflictos. Además, el mundo se enfrentará cada vez más a daños más intensos y frecuentes y a sucesos extremos que no tienen remedio. Así que las medias tintas ya no son posibles. Cualquier retraso en la adopción de medidas urgentes y en la adaptación de los ecosistemas y las sociedades humanas a la alteración del clima y al aumento de la temperatura de 1,5 ºC hará más costosa, limitada o incluso imposible la consecución de un futuro sostenible. Por lo tanto, la capacidad de adaptación de los seres humanos a estas nuevas condiciones de vida es más necesaria que nunca. 

Para hacer frente a todos estos impactos, el IPCC publicará un tercer informe el próximo mes de abril, que aportará soluciones para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, antes de una síntesis global en septiembre de 2022. No olvides que tú también puedes contribuir a frenar el calentamiento global y te damos todas las claves en el Museo Casa de la Ciencia de Sevilla gracias a la campaña de difusión de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y sus 17 objetivos, con la instalación de un módulo informativo que explica en qué consiste cada uno de ellos y en qué trabajan para su consecución los institutos y centros de investigación del CSIC en Andalucía y Extremadura.

Por Elöise Hebert

Más información aquí: https://www.casadelaciencia.csic.es/es/exposicion/casa-ciencia-con-objetivos-desarrollo-sostenible

Añadir nuevo comentario

7 + 13 =
Resuelva este simple problema matemático y escriba la solución; por ejemplo: Para 1+3, escriba 4.