Usted está aquí

#QuiénTrabajaAhí? (III) Erika

04/06/2014

Aquella esbelta mujer morena que tiene la habilidad de sonreírte aunque esté concentrada en un asunto urgente resulta que fue barcelonesa el primer año de vida y gaditana el resto. Tiene una frase que se repite a sí misma cuando está muy agobiada en el trabajo: "El pasado está lleno de problemas que encontraron solución".

Erika López

Ciencias Políticas la decepcionó en su momento y decidió lanzarse a su otra gran pasión: el periodismo científico y medioambiental. Efectivamente, Erika es la comunicadora jefe de la Casa de la Ciencia y del CSIC en Andalucía.

"Estoy muy satisfecha con mi dedicación profesional. Trasladar asuntos tan relevantes como la ciencia o la ecología mediante un museo es algo muy útil. [...] Y es más útil todavia en la medida en que nuestro público es totalmente heterogéneo." Esto es, viene gente sin idea de ciencia (que confunde un saltamontes con una hormiga en la exposición de Invertebrados) hasta personas profesionales de la ciencia y especializadas en divulgación. "Y nosotros nos esforzamos mucho para que todo lo que hagamos esté supervisado y asesorado por científicos cómplices de nuestros tejemanejes" (risas).

Pero ella tiene mucho más de que hablar. Es una catadora de vino (siempre hay algo digno de celebración...), ateaconsistente, "bailaora" y corredora de a las seis de la mañana. Le encanta leer ("me apasionan las novelas detectivescas") y admira a autores como Paul Auster, José Saramago o Milan Kundera. También a otros más desconocidos como David Foenkinos o Lara Moreno.

Erika tiene dos niños pequeños, Tomás y Berta. Se le nota en el cariño con el que cuelga dibujos en su despacho o atiende por teléfono con preocupación a la maestra. Le encanta pasar el tiempo con ellos. "Les leo, preparamos tartas y hacemos puzzles".

Y también se nota la motivación que recibe de los 30.000 niños que han visitado el Museo durante este curso escolar. "A mí no hay nada que me brinde más satisfacción que que un niño venga a casa, después de visitar la Casa de la Ciencia, y le cuente a sus padres cosas que ha aprendido". Es cuestión de despertar vocaciones científicas. "Quizás uno de esos miles de niños haga un descubrimiento o hallazgo en un futuro que mejore el mundo en el que vivimos."

Añadir nuevo comentario

9 + 1 =
Resuelva este simple problema matemático y escriba la solución; por ejemplo: Para 1+3, escriba 4.