Usted está aquí

Roque o la sonrisa imborrable #QuienTrabajaAhí

14/04/2015

Cuando apenas levantaba tres palmos del suelo su padre le regaló un libro de planetas y constelaciones y, con él y sin saberlo, la curiosidad eterna y ganas de conocer todo lo que le rodeaba. Hoy Roque es uno de los educadores del Planetario que hace más de veinte sesiones por semana... y no se cansa del Universo. “La ciencia es el vehículo del conocimiento. Tenemos que llegar lejos, saber, conocer, experimentar, la ciencia es fundamental en la vida…es básica”, comenta con convencimiento.

Roque

Roque es andaluz, con una mezcla de olivos jiennenses y costa de Cádiz, aunque vive en Sevilla. Aunque su principal afición es la Astronomía, le encanta leer libros de aventura, escuchar música y el arte en general. Antes de aterrizar con su nave espacial en la Casa de la Ciencia, trabajó como guía turístico, de monitor de ocio y tiempo libre, de monitor de acompañamiento escolar… y es que si conociéseis a Roque en persona os daríais cuenta enseguida de que está hecho para trabajar con personas. Amable, entrañable, tierno, con sentido del humor y con una mirada de esas que no esconden nada. Confiesa que lo que más le gusta de su trabajo es el trato con las personas. “Recuerdo que un niño pequeño se vino como loco para mí un día y me abrazó diciendo que había sido el mejor día de su vida y a mí me emocionó saber que lo que hacía podía transmitir cosas tan bonitas”, nos dice emocionado.

A este fan de “Los juegos del hambre”, “Star Wars” y “Los piratas del Caribe” le gusta trabajar en La Casa de la Ciencia porque piensa que “las personas que trabajan aquí están volcándose por ofrecer algo que sea interesante para esta ciudad que es muy especial para todo. Precisamente ese aspecto es el que hace que este lugar sea muy especial y es por ese esfuerzo generalizado que se complementa con las estupendas exposiciones, talleres, conferencias y el resto de actividades”. Desde luego, le incluimos a él como una pieza más de gran valor, con su sonrisa, su tranquilidad, su entusiasmo y sus ganas de aprender.

¡Qué grande eres Roque! Y no lo decimos por sus casi dos metros de estatura.

Añadir nuevo comentario

3 + 10 =
Resuelva este simple problema matemático y escriba la solución; por ejemplo: Para 1+3, escriba 4.