Usted está aquí

El encuentro de la corriente cálida del Mar Mediterráneo con la fría del Océano Atlántico convierte al Estrecho de Gibraltar en una de las regiones con mayor biodiversidad del planeta: en sus aguas viven hasta diez especies diferentes de ballenas y delfines. La muestra plantea un recorrido por las especies de cetáceos que pueblan el Mediterráneo.

La exposición cuenta con réplicas de cetáceos en resinas sintéticas y esqueletos reales que permiten a los visitantes una aproximación directa a la anatomía de estas especies. También conocerán detalles como que los cetáceos no son peces sino mamíferos que amamantan a sus crías; aunque viven en el agua, respiran mediante pulmones utilizando unos orificios o espiráculos que tienen sobre la cabeza; su sistema de orientación es único entre los animales marinos: una ecolocalización similar al sonar de los submarinos; duermen con la mitad del cerebro despierto para poder respirar sin ahogarse; y tienen uno de los cerebros más grandes y complejos del reino animal.

Con la colaboración del Ayuntamiento de Almonte, la Estación Biológica de Doñana (EBD-CSIC) y CIRCE (Conservación, Información y Estudio sobre Cetáceos).