Usted está aquí

Chernóbil: 35 años de aquella catástrofe nuclear

20/04/2021

Corría el año 1970. La Unión Soviética, gobernada por aquel entonces por el Partido Comunista (PCUS), de la mano de Mijaíl Gorbachov, decidió que Chernóbil (Ucrania) se convirtiera en la base de reparación de barcos en el río Prípiat debido al fácil acceso de los recursos acuáticos. Por ello, el Ministerio de Energía de la Unión Soviética optó por construir una central nuclear cerca de la ciudad: central nuclear Vladímir Ilich Lenin o V.I. Lenin.

No será hasta el año 1986 cuando, tras el auge y asentamiento político, social y comercial adquirido por dicha central, una serie de trabajadores comentan graves errores en la sala de control del reactor número cuatro de la V.I. Lenin. Era 26 de abril y el pueblo ucraniano acababa de ser víctima de su propia fuente de riqueza. Pero, ¿qué pasó realmente?

“La explosión fue una desafortunada coincidencia de varios factores. Aparte del hecho de que el rector no tenía actualizado el sistema de seguridad, tenía un bajo nivel de automatización”, expone la web “La Historia de Chernóbil”. Y prosigue estableciendo que “esa misma noche se estaba llevando a cabo un experimento que debía poner a prueba el rango inercial del turbogenerador”. Así pues, “bajando la producción enérgica hasta el nivel de paralización de la reacción nuclear en cadena, seguido por un brusco aumento de producción enérgica por los operadores junto con la suspensión de la conducción del agua de refrigeración al sector 1, resultaron en un sobrecalentamiento del combustible y destrucción de la base del reactor”. Dos grandes explosiones fueron el resultado final, continuando en forma de incendio y provocando una nube atómica de polvo radioactivo y/o tóxico y, su futura expansión.

La fatalidad de este acontecimiento produjo severas consecuencias que, a día de hoy, perduran. Incluso se sigue manteniendo una controversia en torno a las causas y consecuencias de este. La repercusión más inmediata fue la muerte de 31 operadores en las siguientes semanas y la evacuación de más de 100.000 personas por parte del Gobierno de la Unión Soviética. La alarma internacional acababa de comenzar: más de 13 países de Europa Central y Oriental comprobaron que, efectivamente, la radiación había llegado a sus respectivos territorios.

Actualmente, la enfermedad y duda sigue en la mente de los chernobilianos, en concreto, y en la de los ucranianos y bielorrusos, en general. “La gente de la región sigue atribuyendo a Chernóbil una amplia variedad de trastornos, sobre todo, el cáncer de tiroides. Se dice que los niños nacidos en la región tienen un mayor índice de defectos congénitos y retraso mental”, expone la revista “Historia” de National Geographic en base a un estudio de la ONU que ha comprobado que el accidente dejó un legado de miedo en madres primerizas. “La ciudad, completamente en silencio. Prípiat, hoy abandonada, se usa para estudiar las pautas de contaminación radiactiva en las ciudades”, expone.

Recientemente, en el año 2005, se llevaron a cabo tareas de perforación para colocar vigas de refuerzo en el interior del sarcófago de hormigón. Se trata de una estructura que se construyó inmediatamente tras la explosión para intentar aislar y revocar los escombros radiactivos del reactor cuatro. “La radiación en el interior es tan elevada que no se podían realizar turnos de más de 15 minutos”, afirmaba uno de los entrevistados para este asunto a la revista “Historia”.

La convivencia con la radioactividad sigue presente. Los bombardeos de Hiroshima y Nagasaki y el accidente de Chernóbil han puesto sobre la mesa la temática de replanteamiento acerca del mundo en el que vivimos. Los intereses y, por tanto, beneficios políticos subyacen este acontecimiento. Según la BBC News Mundo, “la Unión Soviética trató de evitar por todos los medios que saliera a la luz el mayor desastre nuclear de la historia”.

Este hecho posibilitó, a su vez, que el mundo de la Ciencia se viera terriblemente afectado. Muchas fueron las personas que atacaron el concepto y, por tanto, las ventajas de la energía nuclear, una auténtica revolución en el año 1938. ¿Cómo de peligrosa podría ser esta? ¿Nos encontramos en el momento de retornar a los combustibles fósiles? La tragedia de Chernóbil dio el salto a la pantalla el pasado 6 de mayo de 2019, posibilitando la vuelta a esta cuestión tan importante. Y tú, ¿qué piensas de todo lo ocurrido?

Más información:

https://www.chernobylwel.com/es/la-historia-de-chernobil

https://www.bbc.com/mundo/noticias-48432902

https://historia.nationalgeographic.com.es/a/consecuencias-desastre-nuclear-chernobil_10304

https://www.eltiempo.com/vida/ciencia/chernobyl-ventajas-y-desventajas-de-la-energia-nuclear-372730

Añadir nuevo comentario

3 + 1 =
Resuelva este simple problema matemático y escriba la solución; por ejemplo: Para 1+3, escriba 4.